PARTIENDO DE UNA INQUIETUD, Y CON DESEO DE GRATUIDAD ...

El origen de esta historia ...

 

1. EL PUNTO DE PARTIDA. UNA EXPERIENCIA COMÚN.

Todos podemos ver a lo largo de la vida que en los momentos menos esperados surgen contratiempos que pueden descabalar o romper "la burbuja" en la que vivimos instalados. En no pocas ocasiones, nos vemos envueltos en "la tempestad". En el año 2020 hemos experimentado, como claro ejemplo de esto, la pandemia producida por el COVID-19. En esta ocasión, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. En esta barca, estamos todos. Descubrimos que no podemos seguir cada uno por nuestra cuenta, sino juntos. Esta experiencia descrita en el ejemplo, es habitual muchas veces en la vida.

2. MIRANDO DE FRENTE LA TEMPESTAD

“La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, proyectos, rutinas y prioridades”. Nos quita el “maquillaje” de los estereotipos con los que disfrazábamos nuestros egos siempre pretenciosos de querer aparentar y deja al descubierto “esa pertenencia común de la que no podemos ni queremos evadirnos; esa pertenencia de los unos a los otros”. Cuando en la vida uno toca fondo ¿a qué barco se agarra para no naufragar?.

3. EL DESEO DE TODOS. "BUSCAR LA MEJOR EMBARCACIÓN".

Solos no podemos, solos estamos a merced de las olas. Los fundadores del 100X1 vemos que una comunidad unida, en lazos fraternales, puede avanzar segura "en la tempestad". 
Una dimensión fundamental del ser humano es el trabajo. En el trabajo el hombre se desarrolla, se expresa y hace de esa acción un pilar en el que se sostiene así mismo y sostiene la sociedad. Es posible "mirar juntos" el trabajo, siendo gente de hoy que avanza con una inmensa alegría, queriendo darlo todo, pero de un modo diferente, sin aspavientos, gratuitamente, sin la vista puesta en el cálculo costo/beneficio. Únicamente por un inmenso amor al otro. Movernos así genera certeza. Algo impropio de nuestra sociedad, donde el otro es a menudo percibido como portador de incertidumbre y riesgo.

4. ¿DE DÓNDE NACE MOVERSE ASÍ?

El entusiasmo de dar el tiempo, por ayudar de una forma concreta a la construcción de la sociedad desde el trabajo, nace ante todo de una amistad, pero con una mirada puesta en un agradecimiento por haber sido ya tratados y mirados así. El denominador común de esta historia, es la de hombres que se ponen en camino después de haber sido abrazados del mismo modo. También alguien apostó una vez por nosotros de una forma gratuita.

5. EL CIENTO POR UNO

Es una frase que aparece en el Evangelio según San Marcos (10, 28-31) la inspiradora del lema de nuestra asociación. Vemos cómo en no pocas ocasiones, merece la pena dejar proyectos propios, individualistas y pretensiones para ponerse al servicio de los demás, con una mirada levantada al horizonte, en esta búsqueda de volver a ser abrazados. Paradójicamente, haciendo esto, lejos de sentir la satisfacción de lo que uno aporta, se experimenta la de volver a ser nuevamente abrazados. Este es el corazón de nuestra acción, buscar dentro de lo que sucede un abrazo a la altura del deseo de las personas, no un consuelo "barato". Ponerse al servicio de las personas, merece la pena, porque es en esa acción donde se puede descubrir el verdadero Rostro del Hombre.

 

LOS FUNDADORES ...

 

Fundador de la asociación. Actualmente ejerce como Piloto de Líneas Aéreas, Director de Seguridad y Calidad en QualiFlight.es, Consultor en DemoAviation.com y socio Director en Innoware.es.

Ignacio Rojo

©2020 por 100x1